Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

13 noviembre 2010 6 13 /11 /noviembre /2010 00:06


becb22afe3f2172038bf2e34251ccf51.mp3

16/04/2010 

DOCUMENTO: GENERAL URUGUAYO DON VÍCTOR LICANDRO DENUNCIA LA INSTALACIÓN DE BASES NORTEAMERICANAS EN URUGUAY Y QUE EL PAÍS ESTUVO DURANTE 36 HORAS BAJO EL MANDO DE LOS ESTADOS UNIDOS

GENERAL--R--VICTOR-LICANDRO.jpg 

 

Documento que el Gral. Víctor M. Licandro envió a la Mesa Política del FA

 


El Uruguay estuvo 36 horas bajo la Presidencia de Bush


“Cómo juega la trilogía de apoyo al Imperio: a su seguridad nacional, a sus intereses nacionales y a su imposición del libre comercio?” * “¿Cómo queda nuestra República O. del Uruguay en su inserción en el mundo?” *“Durante unas treinta y seis horas estuvimos y el País todo lo estuvo en el ojo de la tormenta. Antes y después seguimos siendo un objetivo estratégico para los enemigos de EE.UU. de América.

“El Presidente Bush hizo su maniobra especial, con su Puesto de Comando Móvil, y sus asesores habrán podido sacar sus conclusiones si la base militar que tienen en el Uruguay está en perfecto funcionamiento o si deben hacer algún ajuste: sea en la coordinación previa de trámites burocráticos de rigor, o para preparar pistas, asegurar limpieza del espacio aéreo, disponer la colaboración de hombres y medios nativos (militares y civiles)”, expresa el documento que el Gral. (R) Víctor M. Licandro envió a la Mesa Política el pasado lunes 23 de abril, y que contiene un análisis sobre la visita a Uruguay, que el presidente norteamericano, George W. Bush realizara entre el 9 y el 11 de marzo de este año.
En los últimos años, la dirección del FA –haciendo gala de una miopía política espeluznante- se ha limitado a distribuir los valiosos documentos sobre estrategia política, militar, defensa, etc. tanto personales del Gral. Licandro como de
la Comisión de Defensa Nacional del FA, a la que presidió hasta su renuncia el pasado año. No creemos que en esta oportunidad se cambie el criterio por, difundir este valioso análisis nos parece tarea de primer orden. 

De Gral. (R) Victor M. Licandro. Abril 2007.

PRESENCIA DE BUSH COMO UN OBJETIVO ESTRATÉGICO

I.- La presencia norteamericana.

1.- En LA REPUBLICA del 25 de marzo de 2007, pág. 34, José Luis Martínez señala “España en primera línea de fuego” – “El terrorismo islámico amenaza al gobierno de Zapatero por enviar soldados a Afganistán”. Lo hace con detallada información y opiniones de analistas especializados.

2.- En el año 1988, en mi visita a Santiago de Chile por asuntos de OMIDELAC, Radomiro Tomic, ex candidato a la presidencia de Chile, me obsequió su libro de memorias recién editado. En su libro denunciaba –mostrando documentos oficiales-, el arrendamiento de la Isla de Pascuas de Chile al gobierno de los EE.UU. de América. EE.UU. instaló radares de control satelital, lo que hacía presumir su integración en el sistema I.D.E. (“Iniciativa de despliegue estratégico”), o sea el escudo antimisilístico, frente a la acción de la URSS con sus misiles intercontinentales y cabezas atómicas. Resultaba Chile y América en su conjunto continental un objetivo estratégico para la acción atómica. Asunto que los analistas relacionaban a la cadena de bases e instalaciones militares de EE.UU. en el continente americano, echando por la borda el propósito del Tratado de Tlaltelolco de mantenernos libres del peligro del manejo nuclear.

3.- Cuando en el año 1989 se consideró el fin de la “Guerra Fría” el importante Henry Kissinger adelantó que, desaparecido el peligro de “la acción del movimiento comunista internacional”, EE.UU. debería buscar un enemigo sustitutivo que le permitiera canalizar su política internacional. Creyó ver en el narcotráfico ese enemigo de valor internacional. Narcotráfico, narcoterrorismo, narcoguerrilla, etc. dieron pie a las estrategias para desarrollar las acciones anti narcotráficos y otras amenazas. Terminada la guerra fría se entendió que EE.UU. “repatriaría” la mayoría de sus bases militares que obedecían al despliegue controlador del poder militar de la URSS. Ello no fue así y, con la Guerra del Golfo, se incrementó la carrera armamentista y las estrategias belicistas de los norteamericanos. A Uruguay le llegó la inquietud cuando se señaló la zona de la Triple Frontera (y se agregó la frontera de Chuy de Uruguay – Brasil), como centros de actuación de células de apoyo al narco terrorismo.

4.- En ese marco de evolución de los acontecimientos que preceden o siguen a la acción de política global norteamericana, se llega al 11 de setiembre de 2001, con el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York. Es indiscutible que en el correr de la historia aquí se produce una inflexión muy marcada en el comportamiento humano. Desde el gobierno norteamericano se declara : “se está con la democracia y la libertad o se está con el terrorismo”. Trágica definición para el mapa político mundial. Según las sucesivas concepciones norteamericanas de “estrategia reactiva”, “estrategia pro activa” y, llegado setiembre de 2001, el impulso declarado de su “estrategia preventiva”, como justificación de las acciones bélicas que venía desarrollando, y, fundamentalmente, su preparada invasión militar a Irak. El engaño llevado adelante por los gobiernos norteamericano e inglés es asunto suficientemente conocido, pero continúan reclamando que es una acción para defender la democracia y la libertad de los pueblos. Está permanentemente en el discurso del presidente George W. Bush.

5.- Hoy, 2007, puesto en Uruguay, no he podido sustraerme a analizar lo que resulta singularmente importante en ese tratar de definir dónde y cuáles pueden ser los objetivos del considerado “el terrorismo internacional”. Sin volver a recordar en detalle los “sistema militar panamericano” para la defensa militar continental, o el “sistema de seguridad hemisférica”, que son como dos collares para el mismo perro: la acción imperialista impulsada por la potencia hegemóníca. El presidente de la potencia estuvo en el Uruguay. Dentro de la concepción del tema que vengo desarrollando expondré cómo aprecié esa visita, que George W, Bush realizara en Marzo 2007 al Uruguay.

II. -“Air Force ONE”. Avión del Presidente de EE.UU. de América.

1.- El Air Force One, avión que transporta al Presidente de los EE.UU. de NA, jefe supremo de las fuerzas armadas de esa superpotencia mundial, se posó en la base militar apropiadamente establecida en territorio de la República O. del Uruguay. El vuelo del “ONE” se realizó desde su escala anterior en BRASIL y según las normas de seguridad que están establecidas para el traslado de tan alta jerarquía. La base militar fue preparada con la presencia de unos dieciséis aviones militares que a su vez transportaron material de comunicaciones, de transporte aéreo local como son los helicópteros y material de transporte terrestre incluyendo la limusina blindada del Presidente. Las características de los aviones muestran que el despliegue de seguridad es un operativo que cubre en un muy amplio radio del espacio aéreo sobre lo terrestre y marítimo del territorio de soberanía de la República. Resulta explicativo con los aviones de “información estratégica” incluidos en dicho despliegue. A ello se sumó el estacionamiento de un portaviones a pocos cientos de millas de la costa uruguaya. Se ha informado de algo más de un millar de efectivos (mayoritariamente militares) acompañando la presencia del Presidente George W. Bush. De la información de prensa se sabe que, de los apoyos permanentes -(que surge de los cinco emprendimientos acordados con el Comando Sur de EE.UU. de A.)-, que tuvo la instalación de una base militar para funcionamiento del Puesto de Comando Militar Móvil del Jefe Supremo de las FF:AA. de EE.UU de A., en Uruguay, la Dirección Nacional de Emergencia del Uruguay se trasladó a la ciudad de Colonia para coordinar la acción de la Dirección de Emergencia Departamental, en previsión de alguna eventualidad de las que el Sistema de Emergencia tiene en sus responsabilidades. Se señaló el caso de algún desastre aéreo, por ejemplo. Es de suponer que, teniendo en cuenta el despliegue de los medios norteamericano abarcando no solamente Carrasco, sino Laguna del Sauce, Colonia y el desplazamiento en vehículos terrestres y helicópteros, el alerta del Servicio de Emergencia abarcaría prácticamente toda la costa del Río de la Plata y gran parte del territorio nacional. 
Es de recordar que el Presidente y comandante supremo de las fuerzas armadas norteamericanas sigue ejerciendo su responsabilidad en cualquier lugar en que se halle. No delega nunca esa responsabilidad. De ahí que lo acompañe lo que se denomina “
LA BURBUJA”. Consiste en los códigos y directivas para que el Presidente pueda actuar de inmediato y dar las órdenes sobre el caso de alerta que refiere al sistema misilístico estratégico norteamericano.

2.- Un aspecto del despliegue militar norteamericano en Uruguay fue el tratamiento parlamentario que se dio al tema. Tomó estado público que el Poder Ejecutivo no había solicitado la autorización que fija el numeral 11 del artículo 85 de la Constitución de la República. A la Asamblea General compete “Permitir o prohibir que entren tropas extranjeras en el territorio de la República,...”. Legisladores del Partido Nacional habrían obtenido del Ministerio de Defensa Nacional el compromiso de que, en casos futuros, se estudiaría el pedido de autorización, aunque justificando que en este caso del Presidente Bush se trataba de la custodia de un jefe de Estado. Aparentemente los legisladores del Partido Nacional se habrían dado por satisfechos. Cabe recordar que en el año 1994 ingresaron al territorio de la República efectivos de ingenieros militares del Comando Sur de las FF.AA. de EE. UU. de América, provenientes de su estacionamiento en Panamá, para realizar la maniobra de afloramiento de aguas en diez pozos de la zona de Rodríguez, región considerada como “acuífero Raigón”. Obedecía a gestiones del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, contando con apoyo de los otros ministerios: del Exterior, Defensa e Interior. Los legisladores del Frente Amplio llevaron al Parlamento la inquietud de que el ingreso de los efectivos militares extranjeros no hubiera contado con el aval del Parlamento, pero el Partido Nacional –en el Gobierno-, argumentó que se trataba de personal que no ingresaba con armas. No se trató de una “emergencia” o “ayuda humanitaria” que hoy sirve de pretexto para muchas intervenciones militares y, por otra parte, mostraba desconocimiento de que las tropas de ingenieros de combate (o sus especialidades) combaten con sus herramientas de trabajo, apoyando a las demás tropas combatientes. Maquinarias para hacer caminos, aeropuertos, obtener agua, operaciones cartográficas, comunicaciones, destrucciones u obstáculos a las operaciones del enemigo, camuflaje, etc.

3.- El Presidente Bush hizo su maniobra especial, con su Puesto de Comando Móvil, y sus asesores habrán podido sacar sus conclusiones si la base militar que tienen en el Uruguay está en perfecto funcionamiento o si deben hacer algún ajuste: sea en la coordinación previa de trámites burocráticos de rigor, o para preparar pistas, asegurar limpieza del espacio aéreo, disponer la colaboración de hombres y medios nativos (militares y civiles). Mucho de ello fue visible para el común de la población porque sintieron en su propia vida el impacto del operativo. Como graficó el gerente del hotel en que pernoctó el Presidente Bush: “La Casa Banca se instaló en el hotel”, dijo. También habrán podido comprobar el funcionamiento del relevo efectuado entre la base militar que funcionó en Brasil y la que esperaba en el nuevo salto dado hacia Colombia y siguientes países: Guatemala y México.

4.- Un tema que lleva a la reflexión se relaciona con el funcionamiento del apoyo de la base militar que entiende en la atención a la acción terrorista. Dado que la doctrina militar del Pentágono es de atención permanente, primordial y “preventiva” no constituye hipótesis para pensar en imprevisiones e improvisaciones, ya que es una realidad en cualquier parte del mundo en que se encuentre el Presidente de EE.UU. de A.: los planes antiterroristas están en vigencia permanente y es de pensar y prever que una acción terrorista se lleve a cabo y, aunque el Presidente salga ileso, parte de su custodia o entorno pueda ser destruido y con víctimas fatales. Es también la contra cara resultante para cualquier país que sostenga una amistad militar estrecha para con el Imperio, puesto que éste está combatiendo en todo el mundo y su campo de batalla es mundial, incluyendo su propio territorio metropolitano. Durante unas treinta y seis horas estuvimos y el País todo lo estuvo en el ojo de la tormenta. Antes y después seguimos siendo un objetivo estratégico para los enemigos de EE.UU. de América.

5.- “Ayuda de 2.000:000.000 (dos mil millones de dólares), dijo Bush, a distribuír en América Latina. Stella Calloni lo trae a colación en un artículo publicado en estos días, y, personalmente lo he señalado en varias anteriores oportunidades, como aplicación permanente por las FF.AA. norteamericanas de los principios de la “Alianza para el Progreso” y su “Acción Cívica” derivada. En particular cuando me referí a los “emprendimientos” acordados por las autoridades nacionales con el Comando Sur a un nivel de aporte aproximado a los 300.000 (trescientos mil) dólares americanos. Es un clásico de las “Maniobras UNITAS”, que las Unidades navales norteamericanas lleguen con sus efectivos militares a realizar “acción cívica” en territorio uruguayo. No es de extrañar que sea el propio jefe supremo, en maniobras de su Puesto de Mando Militar Móvil, quién haga ofrecimientos de apoyo de tipo social, comunitario, hacia la población civil, aunque el operativo sea militar. (Nota: no deja de ser oportuno tener en cuenta que en estos días se estuvo en cónclave desarrollado en Argentina con presencia de funcionarios uruguayos analizando el cómo realizar las UNITAS). Es que, independientemente de la “guerra de las papeleras” y el análisis e interpretación que hacen algunos senadores de la República sobre la nueva doctrina militar argentina, lo que preocupa en “defensa nacional” y “empleo de las FF.AA.”, sigue siendo cómo participar en la compleja trama de la “seguridad hemisférica”, “mantenimiento de la paz en el mundo”, y, aún más concreto el cómo tener mayor participación militar (y también policial y aún civil) en la ejecución de la política exterior de la República. Como las contradicciones están a la orden del día, en tanto funcionarios uruguayos se reunían con sus colegas argentinos para ajustar UNITAS, acá se denunciaba la intención de Argentina de prepararse para un despliegue militar sobre la frontera con Uruguay. Parece que se mantiene la ya señalada dualidad entre la reconocida diplomacia y la diplomacia militar paralela.

6.- El tema de la doctrina militar argentina obliga a recordar los enfrentamientos reales y los supuestos de probables conflictos encarados por el país vecino. Como lo tenían presente los trabajos de épocas (1968) del Pte. Provisional Tte. Gral. Onganía y su J.EM. Gral. Osiris Villegas, los gráficos publicados recordaban las sucesivas pérdidas de territorios sufrido desde la herencia de las “Provincias Unidas del Río de la Plata” que, referidas al “Virreinato del Río de la Plata”, vieron desgajarse Paraguay, Banda Oriental, Alto Perú (Bolivia), avance de Chile (heredera del “Reino de Chile”) hacia el sur y luego del conflicto del Canal del Beagle, perder la hegemonía que venía de la aplicación del “principio de los dos océanos” por lo que se reconocía Chile en el Pacífico y a Argentina en el Atlántico. Hoy Chile reivindica derechos sobre aguas jurisdicionales sobre el Atlántiico.
También se pasó por la organización de CONASE y CONADE (seguridad y desarrollo) y por el “plan CONINTES” para atender la conmoción interior. Aún se sigue investigando, como se pretende hacer en Uruguay, las aberrantes acciones de violación de los derechos humanos.

7.- Los conflictos y el empuje de Brasil y Chile llevaron a que Argentina tomara la previsión de un despliegue de sus FFAA con mayor peso sobre esas dos fronteras. El manejo político de acercamiento, búsqueda de confianza y colaboración de Argentina con esos dos países, llevó a no tener la principal preocupación de un conflicto bélico tradicional, y nuevas situaciones del mapa político mundial, así como las realidades sobre objetivos estratégicos de potencias o empresas multinacionales, poniendo de relieve asuntos como recursos de agua, o nuevos recursos energéticos, o, meramente, espacios geopolíticos. No es de ahora que el Río de la Plata es considerado como un “área focal” de primera magnitud.
Las inquietudes de los argentinos pueden estar apuntando a pretender defender recursos naturales sobre los que tienen derechos soberanos. Nuevamente el despliegue sufrirá un acomodamiento frente a las amenazas que sus estudios de situación pongan de relieve.

8.- Hay dos cosas que están a la vista: 1) ya está superada la doctrina y guerra contrainsurgente preconizada por EE.UU. para atender lo que se señalaba como la agresión al Continente por el “movimiento comunista internacional”, y ponía en manos de los ejércitos la “seguridad interior”, con la visión de la “guerra revolucionaria” que implantaron las misiones militares francesas en la década de los años ’50; y , 2) es evidente el avance de los medios norteamericanos hacia el dominio cada vez mayor de los resortes del poder en toda la extensión de nuestra América.
¿Dónde quedan las medidas de seguridad y confianza preconizadas por
la Comisión de Seguridad de la OEA?.

9.- Hecha una primera valoración de la maniobra personal realizada por el Jefe Supremo de las FF.AA. norteamericanas con su Puesto de Mando Móvil, en su visita al Uruguay integrante del territorio responsabilidad de su subalterno, el Jefe del Comando Sur. ¡Que ilustrativo sería poder tener acceso al informe con las conclusiones de esa visita y los ejercicios desarrollados!.

III.- Consecuencias de la visita del Presidente Bush.

Ya se han escrito muchas páginas tratando de desentrañar las razones de esa visita, su oportunidad, y el porqué de tan fuerte presencia, ¿Cómo juega la trilogía de apoyo al Imperio: a su seguridad nacional, a sus intereses nacionales y a su imposición del libre comercio?.
¿Cómo queda nuestra República O. del Uruguay en su inserción en el mundo?.

Gral (R) Victor M. Licandro

 

Apoyemos a Bernardino García, Abuelo Charrúa, cuenta ABITAB 17508

Mas información AQUÍ 

Compartir este post

Repost 0
Published by Ricardo Silva (Caio) - en Mas que Interesante
Comenta este artículo

Comentarios