Seguir este blog
Administration Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

Enlaces Artículos X Categorías

29 septiembre 2010 3 29 /09 /septiembre /2010 02:08

La lengua Tule pertenece a la familia lingüística Chibcha

http://www.archivogeneral.gov.co/recursos_user/imagenes//AGN_INFORMA/Collage_Tule.JPGEl pueblo indígena Tule de Colombia se encuentra en peligro de desaparecer debido al accionar de criminales y grupos armados ilegales que en la última década han exterminado a varios de sus miembros en búsqueda de riquezas en madera, minerales y otros recursos naturales.

Alrededor de mil 200 de ellos viven en los departamentos del Chocó y Antioquia en el noroeste de Colombia.

Unos 500 viven en el municipio de Ungía, una zona de importancia estratégica en la frontera con Panamá.

La vida tranquila de los Tule fue interrumpida por los grupos armados en el año 2000, cuando entraron en su territorio aislado de unas dos mil 350 hectáreas en la selva y ocasionaron una serie de asesinatos, abusos sexuales, intimidaciones y acosos.

La violencia contra este grupo se ha reiniciado debido a que los grupos armados rivales se enfrentan desde enero en el área de Unguía, dejando a los Tule con temor por el futuro, en particular a las mujeres y niños.

Alrededor de la mitad de la comunidad huyó de su territorio temporalmente. Muchos miembros de este pueblo buscaron refugio en Panamá o en otros lugares en el Chocó. Pero algunos se quedaron por temor a que su pueblo no sobreviviese sin sus tierras ancestrales.

“Los Tule son un pueblo antiguo y tienen el valor de proteger el ambiente. Por esta razón, Pab Dummat (el Gran Padre) nos dio este lugar para mantener y defender nuestras tradiciones”, dijo Pastor, el líder de la comunidad y jefe espiritual.

Pastor ha trabajado con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en la elaboración de una estrategia para prevenir el desplazamiento, o al menos asegurarse de que los Tule no tengan que salir de su territorio de forma permanente.

Dicha estrategia incluye el acceso a la educación, seguridad y protección de los derechos a la tierra de los Tule.

El ACNUR está apoyando el desarrollo de la estrategia y ha impartido cursos de derechos humanos para funcionarios encargados de ayudar a los pueblos indígenas. Pero, por ahora, a Pastor y a los Tule les preocupa la reaparición de la violencia en su tierra.

Temen por el reclutamiento forzado de sus jóvenes, por parte de los grupos armados ilegales, y les preocupa la pérdida de su territorio ya que afectaría su capacidad para cultivar y cazar.

“Nuestra dieta ha cambiado por completo. Ya no comemos ni carne fresca ni pescado. Si comemos plátano una vez al día, ya con eso es suficiente”, dijo una mujer.

Tampoco pueden acceder a las zonas donde se encuentran las plantas medicinales utilizadas tradicionalmente para tratar enfermedades graves como la fiebre amarilla y la malaria. Pastor resume su difícil situación.

“Antes la selva era nuestra, ahora nos da miedo adentrarnos mucho. Hace unos años no sabíamos el significado de lo que era un conflicto armado y ahora estamos en medio de uno. Sentimos que estamos en una prisión al aire libre”, dijo.

Otros pueblos en peligro

Además de los Tule existen 33 pueblos indígenas más que están en riesgo de desaparecer, como los Awá y los Embera en el Chocó, los Eperara-Siapidara en la Costa Pacífica del departamento de Nariño, y los Jiw y Nukak en las cuencas de los ríos Guaviare y Guayabero.

La violencia ha provocado el desplazamiento de los miembros del pueblo Sicuani en la cuenca del Orinoco y los Wounaan en el Chocó.

Aparte de la violencia y las invasiones en sus tierras, los indígenas también se ven amenazados por enfermedades traídas desde el exterior y la contaminación de las fuentes de agua y los alimentos como resultado de la fumigación de los cultivos de coca.

“Hay varias áreas en donde es necesario avanzar para mejorar las condiciones de vida de los indígenas en Colombia”, señaló Terry Morel, representante de ACNUR en el país. “La primera es proteger su existencia”. Fuente: ACNUR

Bernardino García, cuenta ABITAB Nº 17508Colabora, mas información: Aquí

Profesemos la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. 

 Sembrando conciencia para cosechar libertad.

Compartir este post

Published by Ricardo Silva (Caio) - en Pueblos Originarios
Comenta este artículo

Comentarios